Sabrina la bruja adolescente de netflix

Ya son 3 temporadas, que rápido han pasado, esta vez la serie se ha vuelto un poco más dinámica.

Las escalofriantes aventuras de Sabrina’ 

En la primera temporada se nos presentó a Sabrina la adolescente que se iba a convertir en bruja, para la segunda temporada la cosa fue un poco más lenta.

Esta tercera temporada rescata un poco la velocidad de la primera, teniendo en cuenta que son episodios un poco largos pero al abordar mejor cada personaje los hace más amenos.

Sabrina Spellman tendrá que lidiar con más problemas tanto en la tierra como en el infierno.

Un poco de historia sobre Sabrina la Bruja adolescente

En los 90 la serie protagonizada por Melissa Joan Hart, nos hizo reír mucho, está claro que era más en plan comedia y la verdad que la protragonista rivalizaba con el gato Salem, el cual era incluso mejor que los demás actores, realmente para mí el gato fue el verdadero rey de la serie.

En la actual serie Salem está relegado a un mero gato que maulla, lástima.

Sabrina la bruja, ha salió de un comic en donde curiosamente no era más que un personaje secundario, pero que agarró fuerza con el tiempo.

Concretamente en Pep Comics, donde Archie y sus amigos salían a divertirse llegando al público adolescente estadounidense.

Muchos de lo que se acuerdan es de un tío que llevaba una especie de corona gris, pues bien, ese se llama Torombolo, y parecía que tenía una corona de las del burguer King en la cabeza.

Era un personaje un tanto asexual y tocaba la batería y comía como un poseso sin engordar una pizca.

En esas aventuras apareció Sabrina, una amiga que tenía poderes mágicos, y así resumidamente nació Sabrina la bruja de pelo –para unos dorado para otros plateado-

En esta nueva versión, como ya se ha puesto de moda en tantas series y películas los protagonistas son hyper modernos con relaciones gays, lesbianismo, bisexuales.

Alguna vez he bromeado con aquello de ¿si eres lesbiana y te encuentras a un gay… podrás formar una pareja? Pues algo así aparece en la tercera temporada.

Por un lado me parece bien que se muestre estos aspectos, básicamente se trata de amor entre dos seres humanos sin importar el género, si eres brujo, ángel, demonio, vidente o un mortal…. Bueno entonces no sería entre humanos, sería amor entre dos “¿seres?” así queda mejor.

Ahora me acordé que en Japón hay quien se enamora de un objeto, o una muñeca/o, el amor no tiene reglas.

Volviendo al tema de la serie, abordan otra vez las cuestiones tanto terrenales como las infernales, en ocasiones con un mejunje de situaciones donde Sabrina necesitará desdoblarse para atender todo el caos que hay.

Un aspecto curioso de la serie es que no se sabe con exactitud en que época estás, por un lado el estilo es parecido a cuando apareció en los cómics, un poco años 40-50 pero con cosas modernas del 2010 y con la madurez sexual del 2020.

Juegos de poder, equilibrio entre mundos, mágia potagia y mucho amor, sexo y lujuria.

 Netflix trae de vuelta con fuerza a ‘Las escalofriantes aventuras de Sabrina’ con todo y sus trajes góticos y pintalabios negro.

Seguramente una serie muy admirada visualmente por la comunidad gótica, steampunk e incluso cybergoth.

7 cosas negras que tú gótico interior quiere

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies